Calzadilla: Anular el proceso del 20-M y reestructurar el CNE son requisitos previos para lograr una salida democrática y evitar un colapso social

Caracas, 12/06/2018

El secretario general del Movimiento Progresista y diputado a la Asamblea Nacional, Simón Calzadilla, comunicó este martes, basado en el seguimiento y análisis que explica están haciendo a la situación económica y al funcionamiento de los servicios públicos, desde el fraude cometido el 20 de mayo, que toda la situación del país ha empeorado.

Asegura que el colapso sostenido de la industria petrolera, del sistema de transporte, de salud, de energía eléctrica, del sistema de agua potable, del incremento en la aceleración de los precios que lleva a la hiperinflación –la más alta que ha tenido América en toda su historia-; indica que la sociedad venezolana está a punto de un estallido.

“En el caso del transporte público, la gente se traslada en las famosas “perreras”, pero cuando se dañen ya no tendrán ni esos camiones. Si aumentan el pasaje, con cuál efectivo pagarán las personas si efectivo tampoco hay. Cómo hace un transportista para costear el mantenimiento de un vehículo cuando 1 litro de aceite que hasta hace unos días costaba 4 millones, ya hoy cuesta 16; 1 caucho que hasta hace nada costaba 100 millones, hoy cuesta 300, no existe aumento de pasaje que compense eso”.

Asimismo expresó que cada día el Gobierno está mucho más aislado, más ilegitimo y en peores condiciones que previo al 20 de mayo, una muestra de ello se evidenció en la última sesión de la Organización de Estados Americanos, donde la totalidad de los países de América a excepción de Venezuela, votaron porque se discutiera sobre la situación del país en ese organismo. Es un hecho sin precedentes porque ni los aliados más cercanos lo acompañaron en negar el debate, por el contrario votaron a favor del mismo.

A juicio del parlamentario la única solución a la actual situación es la rectificación al error cometido el 20 de mayo, anulando el proceso electoral realizado ese día y reestructurando el Consejo Nacional Electoral (CNE), iniciando por la presidencia del cuerpo rectoral. “Fue la propia presidenta del ente, Tibisay Lucena, quien prohibió a Maduro pagar el llamado bono de la patria, que ofrecieron por ir a votar, por considerarlo ventajismo electoral. Sin embargo, lo están pagando, debería ser ese suficiente motivo para anular ese proceso por fraude, ya que usaron recursos del Estado en beneficio de un candidato”.

Indicó que la situación de Venezuela no tiene salida sino hay unas elecciones creíbles y con condiciones, ante un CNE restructurado, que goce de la confianza del país y la comunidad internacional; con debida observación internacional, donde se pueda expresar libremente la voluntad popular. Esas son las condiciones del MPV y del país en general como inicio de una negociación que ponga fin a la crisis.

Related Posts

Leave a Comment